Portada » Vida y Salud » Todo viajes » Un hotel en el límite del mundo
Diario G24
Diario G24 noticias de Guaymallén, Mendoza y el mundo.

Un hotel en el límite del mundo

El megaresort de ‘Star Wars’ en el desierto.

 Este hotel de lujo que se encuentra en el desierto, es uno de los más lujosos del mundo. Se llama Qasr Al Sarab Desert Resort y se encuentra en los Emiratos Árabes Unidos. Además de ser un resort de lujo y situarse en medio de un desierto, lo que le hace más interesante aún, es que aparece en la última entrega de la saga Las Guerras de las Galaxias: El Despertar de la Fuerza, concretamente recrea una el lugar de residencia donde vive la heroína-chatarrera Rey en el planeta Jakku. Este megaresort de Star Wars tiene poco de galáctico y mucho de terrenal.

El trabajo para los especialistas de esta película en efectos especiales y decorados no fue demasiado duro, y es que la recreación de los mares de dunas en el megaresort de Star Wars, Qasr Al Sarab Desert Resort fue sencillo, ya que todo está allí. 


 

Este megaresort de Star Wars se encuentra a unos 200 kilómetros de Abu Dhabi, en dirección a Arabia Saudita, en el desierto de Rub’Al Khali, la mayor superficie de arena continua del mundo, siendo una de las regiones del mundo más inexploradas. Sus condiciones climatológicas en verano son completamente infernales, con temperaturas gélidas por la noche y un verdadero infierno durante el día. Sus dunas móviles de cientos de metros y una extensión similar a Francia, imponen respeto hasta a los beduinos. Una de las cosas que más caracterizan a este desierto es que esconde en su interior parte de las reservas mundiales de crudo. 

Concebido en principio para uso exclusivo de la familia gobernante del emirato, el resort amplió hace cinco años sus principescas instalaciones y se abrió al público. Un público amante de la fascinación del desierto, de su silencio profundo, quienes prefieren no solo disfrutarlo sin penurias sino más bien a todo plan. Como los jeques, para entendernos.

El megaresort de Star Wars, el Qasr Al Sarab Desert Resort refleja la cultura del desierto y las tradiciones árabes y beduinas. No es un resort en el que haya demasiados excesos de dorados. Es una localización que lo que ofrece es una experiencia de desierto auténtica. 

Unas murallas color arena con pequeños torreones fortifican la entrada a la propiedad. Al otro lado, el oasis. La mejor hospitalidad árabe y asiática, pues el resort está gestionado por la reputada cadena tailandesa Anantara. Buena gastronomía y excelente spa en medio de la nada. Las villas son amplias, decoradas con buen gusto y sin ostentaciones en tonos cremas y marrones. Todo habla de la cultura beduina: alfombras, lámparas, piezas de artesanía.

Aunque las suites más lujosas disponen de su propia piscina, uno de los rincones más agradables es la gran piscina común rodeada de palmeras que se abre a las esplendidas dunas desnudas, es el epicentro del resort. Y lo cierto es que el baño se agradece después de explorar un poco los alrededores o incluso atreverse con el sandboarding, versión arenosa del snowboard, que permite a los más habilidosos deslizarse por las dunas sobre una tabla.

Pero además en el megaresort de Star Wars, el Qarab Al Sarab, también se pueden hacer excursiones tanto a caballo como en camello, e incluso se puede hacer yoga en pleno desierto, eso sí, en esta época del año, ya que en invierno este lugar debe parecerse mucho al inhóspito planeta Jakku. 

Fuente: El Sol

Comentarios

comentarios

Todo Pack

Lee también

Diario G24 noticias de Guaymallén, Mendoza y el mundo.Diario G24 noticias de Guaymallén, Mendoza y el mundo.

Schwartzman afirmó que “No sólo mi derrota nos llevó al descenso”

El tenista Diego Schwartzman, quien perdió el partido que determinó el descenso de Argentina en …

Deja un comentario