Portada » Actualidad » Rusia y Ucrania: un conflicto histórico
Diario G24

Rusia y Ucrania: un conflicto histórico

En un discurso previo al ataque ruso, Vladimir Putin hizo referencia al origen de Ucrania a partir de la Unión Soviética y llegó a desconocer que este país tenga una tradición de Estado genuino.

La historia de la nación ucraniana ha estado durante siglos fuertemente ligada a Rusia. Ambos estados reclaman su origen en la Rus de Kiev medieval. En este último siglo, Ucrania ha vivido durante décadas bajo el poder de Moscú y también ha afrontado desastres humanitarios de grandes proporciones. Con la llegada de su independencia en 1991 la sombra del Kremlin siempre ha estado presente al igual que las divisiones internas.

Durante un discurso previo al ataque, Vladimir Putin comentó que el origen de Ucrania se había producido a partir de la Unión Soviética. Es por ello que se es importante profundizar en la historia de Ucrania y definir los lazos que han unido y unen a los dos países.

La federación de tribus eslavas dominó una gran parte de la estepa europea entre los siglos IX y XIII. Bajo el mando de la poderosa dinastía rúrika, se pasó del paganismo eslavo al cristianismo ortodoxo en el año 987. Es en este punto donde tanto Rusia como Ucrania consideran que está su estado fundacional.

Pero no se puede hablar de un estado ucraniano en sí hasta 1917. Ese año, el imperio ruso se retira de la Primera Guerra Mundial y en territorio ucraniano se desata un vacío de poder propiciado por la guerra civil rusa. En este contexto, se crea en Kiev la República Popular Ucraniana, donde se concentran las aspiraciones nacionalistas ucranianas, y la República Popular Ucraniana de los Sóviets creada por Vladimir Lenin en Járkov. Los bolcheviques y la República Polaca fueron los grandes enemigos de la efímera independencia ucraniana, que finalmente sucumbió en 1921.

De esta forma, el oeste de Ucrania quedó bajo control polaco, mientras el resto del territorio se conformó en 1922 como la República Socialista Soviética de Ucrania.

Los años siguientes estuvieron marcados por la rusificación del territorio y la persecución de cualquier señal de nacionalismo ucraniano. Actualmente, Ucrania y otra veintena de países lo consideran genocidio e instituciones como Naciones Unidas o el Parlamento Europeo lo califican de crimen contra la humanidad.

El poder soviético continuaría por unas décadas más, pero comenzó a decaer tras el mayor accidente nuclear de la historia. El 26 de abril de 1986 explotó uno de los reactores de la central nuclear de Chernóbil. El desastre contaminó miles de kilómetros cuadrados con niveles de radiación extremadamente altos y golpeó seriamente a la reputación de la URSS. Es en este contexto en el que comienza el final de la Unión Soviética. Finalmente, el 24 de agosto de 1991 el parlamento ucraniano declaró la independencia. 

En marzo de 2014, Crimea, una región ucraniana de mayoría rusa, aprobó un referendo para unirse a Rusia que no fue reconocido. Sin embargo, su anexión se efectuó pese a las protestas de la comunidad internacional.

Luego, en junio, las regiones de Donetsk y Lugansk votaron en dos referendos convertirse en Republicas Populares independientes. La razón fue la misma: la mayoría de su población es rusa. Este último paso desató un conflicto armado entre prorrusos y el poder central, ya en manos del expresidente Petro Poroshenko, que hasta la fecha ha dejado más de 14.000 muertos y que no se ha detenido en más de 8 años a pesar de la firma de los acuerdos de Minsk en 2015.

Es en este contexto en que se produjo la invasión de Vladimir Putin a Ucrania. En entrevista con G24, el ex cónsul de Francia Paul Burlot brindó su opinión sobre el conflicto entre estos países.

 

  • ¿Seguís el día al día del conflicto?

 

Siempre trato de tener un poco de información internacional y trato de analizarla. Yo espero que las oraciones que estamos haciendo conmuevan al corazón de María y logren quitarle la cabeza al demonio, porque los bichos del Apocalipsis (hambre, guerra, peste y muerte) están muy presentes en este tipo de cosas. 

 

  • ¿Sos optimista en cuanto al desenlace de la guerra?

 

Veo a los europeos tratando de buscar un punto más equilibrado, como los húngaros y demás que han planteado otros caminos, tales como agarrar y congelar las cosas y comprometerse a que realmente Ucrania no pueda ser parte de la OTAN y sí pueda ser parte de la Unión Europea.

 

  • ¿Qué opinás del impacto del conflicto en la economía argentina?

 

¿Cuánto de la provisión de alimentos del mundo está en manos de los productores y cuánto en mano de los grandes concentradores que son los que piden ahora el aumento del valor del precio del trigo, maíz y demás? Vamos a ver que ese aumento formidable no necesariamente le cae al productor, sino que le cae a un gran concentrador. Yo soy un poco pesimista en lo humano y siento que la misericordia del Señor logra lo que tantas veces los humanos le hemos pedido.

Comentarios

comentarios

Te puede interesar

Villa Nueva fue epicentro de la segunda caminata turística por Guaymallén

El ciclo «Recorridos con historia» sigue camino por distintos puntos de Guaymallén. Tras visitar algunos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.