Portada » Actualidad » Mendoza implementará desde la semana que viene la vacunación sin turno
Diario G24

Mendoza implementará desde la semana que viene la vacunación sin turno

La medida se tomó para promover la vacunación entre la gran cantidad de personas que todavía no se han inscripto y que son alrededor de 400.000. Suarez no evalúa la alternativa de establecer un pasaporte sanitario para restringir actividades de quienes decidieron no aplicarse ninguna dosis.

Preocupado por la gran cantidad de personas que en Mendoza no se han inscripto o directamente han decidido no vacunarse contra la covid-19, el gobierno de Rodolfo Suarez abrirá el juego y a partir de la semana próxima se procederá a implementar el sistema de vacunación sin turno previo para todos aquellos que aún no se se hayan inoculado contra el coronavirus.

La eliminación del requisito de inscripción para colocarse alguna de las vacunas disponibles en la Argentina regirá para todos los mayores de 18 años y, según se estaba definiendo por estas horas, se establecerán puntos de vacunación específicos para tal fin.

Asimismo se espera que, en sintonía con lo que ocurrirá a nivel nacional, en los próximos días se anuncie el inicio de la campaña de vacunación en Mendoza para los menores de entre 12 y 17 años con comorbilidades. Esto ocurrirá cuando la provincia reciba su lote correspondiente de vacunas del laboratorio Moderna por parte de la Nación y luego de que la Anmat termine de formalizar las aprobaciones correspondientes para poder aplicar este inoculante específico a esa franja etaria.

La semana pasada, el propio Suarez y su ministra de Salud, Ana María Nadal, advirtieron sobre un porcentaje importante de la población de Mendoza que todavía no se había colocado la vacuna y reflejaron el estado de situación con números que alarmaron: de una cifra aproximada de 1.400.000 de personas que hasta aquí forman parte de la población objetivo para vacunarse, alrededor de 400.000 todavía no se inscribieron para hacerlo.

Para el Gobierno, los adultos entre 30 y 40 años “son los que menos están asistiendo a vacunarse”, según la evaluación de Suarez, quien a través de su cuenta de Twitter soltó otro dato al respecto. “La información oficial nos dice que de 285.498 personas de ese segmento solo han asistido a vacunarse 168.565, lo que representa el 59,04%. Ante esta situación, el Gobierno de la provincia insta a la población a que asistan a inocularse en el turno asignado”, escribió.

En algo parece haber funcionado el llamado. Solo un par de días después de la convocatoria pública del mandatario, según los registros del ministerio de Salud, unas 60.000, que hasta ese momento no lo habían hecho, se inscribieron para vacunarse.

La gran cantidad de gente que decide no aplicarse la vacuna no es un fenómeno provincial, es general en varias provincias del país y en otros países del mundo. Axel Kicillof, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, anunció este lunes que los mayores de 30 años podrían vacunarse sin registro anterior y además que se establecerá una suerte de “pasaporte sanitario” para poder ingresar, entre otros lugares, a bares y restaurantes. Esto implica que los bonaerenses tendrán que mostrar el certificado de vacunación o la aplicación Vacunate, en donde se demuestre que esa persona ya se aplicó al menos una dosis hace más de 21 días para poder ingresar a estos sitios.

Una medida muy similar ya fue anunciada en Francia. El presidente Emmanuel Macron anunció la obligación de vacunarse para el personal sanitario y otras profesiones, y la necesidad de poseer un certificado sanitario para acceder a la mayoría de lugares públicos a partir de agosto. Esa decisión desencadenó reacciones encontradas. Por un lado, la semana pasada, luego de que el gobierno de ese país anticipara la medida, más de 1.300.000 de personas que no lo habían hecho corrieron a anotarse  pendientes de las restricciones que se les venían encima. Sin embargo, este último domingo, decenas de miles salieron a las calles de Paris y de otras ciudades para protestar contra lo que consideran la implementación de una “dictadura sanitaria” de su gobierno.

Suarez no seguirá por este camino que , entre otros, ya adoptó Kicillof. El gobierno provincial no tiene en análisis por el momento la alternativa de implementar un pasaporte sanitario para incentivar, o forzar de alguna manera, a aquellos que no están dispuestos a aplicarse ninguna vacuna.

Comentarios

comentarios

Te puede interesar

Capacitación en redes sociales y marketing digital para hacedores culturales

La Municipalidad de Guaymallén invita a todos los hacedores creativos y culturales del departamento a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.