Portada » Guaymallén » Mario Ianelli, por siempre en el recuerdo de los guaymallinos
Diario G24
Diario G24 noticias de Guaymallén, Mendoza y el mundo.

Mario Ianelli, por siempre en el recuerdo de los guaymallinos

Por Abigail Rodriguez

El ciudadano ilustre del Departamento, que partió de este mundo hace pocos meses, dejó una huella imborrable en la memoria de la comunidad.

Don Mario nació el 7 de febrero de 1922 en Rodeo de la Cruz, donde se había radicado su abuelo de origen italiano. Allí pasó su infancia y, posteriormente, eligió ese sitio como lugar de residencia. Siempre le profesó un amor profundo, que plasmó en una vida de obras a favor del prójimo.

La historia familiar de Mario generó en él un profundo interés social. Su padre, que comenzó vendiendo mercadería en un carro a los negocios de la zona, llegó a montar un almacén de ramos generales en Bandera de los Andes y Carril Ponce. Además, se introdujo en temas de la comunidad: logró ser intendente de Guaymallén, senador, presidente del Colegio de Alquileres y presidente de la Caja de Jubilaciones.

Su progenitor le inculcó, con su ejemplo, el amor por la tierra que lo vio nacer. Don Mario se casó con Chicha Best, una escritora con la que tuvo dos hijos. Trabajó durante sesenta años en la empresa de seguros Berkley, de la cual fue presidente.

Entre otras acciones, Ianelli fundó la entidad ARCABIP, encargada de conseguir zapatos, vestimenta, alimentos y becas para que niños y jóvenes puedan empezar y concluir sus estudios. También creó la Cooperativa de Agua, la Cooperadora del Rotary Club y la Cooperadora Policial; donó vehículos y mobiliario y elevó el destacamento policial a la categoría de subcomisaría (hoy Comisaría 35). Gestionó, con su gran amigo Lauriente, el centro de Salud y el Centro Cultural, para el que consiguió un terreno. Actualmente, este es el reconocido Centro Cultural “Pascual Lauriente”.

Adriano ‘Coco’ Elst, colega y amigo del homenajeado, lo recuerda con entrañable aprecio: “Mario era exigente. Te hacía cumplir con tus funciones y estar al servicio de la comunidad. Si venía alguien que necesitaba un libro, o algo, él se lo compraba. Siempre veló por el pueblo: las personas constantemente le atribuyen alguna acción realizada en Rodeo. Don Mario nos ha legado su obra para seguir ayudando”.

Su esfuerzo incansable solo veía una recompensa posible: la felicidad de su gente y el crecimiento de su amado distrito. En su profunda mirada y en la firmeza de sus palabras expresaba amor y compromiso desinteresado por la tierra que lo vio crecer. Su labor solidaria, su predisposición permanente y su esfuerzo cotidiano quedarán guardados en la memoria, tanto de amigos y conocidos, como de aquellos a quienes llegó a través de sus obras.

 

 

Comentarios

comentarios

Espiga Mágica

Te puede interesar

Diario G24 noticias de Guaymallén, Mendoza y el mundo.

Fauna: 4 cazadores furtivos fueron detenidos en un operativo en ruta 40

Quedaron a disposición de la Justicia por intermedio de la Oficina Fiscal 18 de San Carlos. …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.