Portada » Vida y Salud » A la mesa » Lechuga: una hortaliza local, rica en vitaminas y disponible todo el año
Diario G24
Diario G24 noticias de Guaymallén, Mendoza y el mundo.

Lechuga: una hortaliza local, rica en vitaminas y disponible todo el año

Rico en vitaminas y minerales y escasa en calorías, este alimento de la huerta mendocina aporta frescura y sabor a los platos del verano.

Romana, lollo rosso, escarola, radicchio o achicoria, trocadero o francesa, iceberg, hoja de roble, rúcula y endibias son algunas de las variedades de la lechuga, un infaltable a la hora de preparar ensaladas.

En todos los casos, este alimento de la huerta mendocina aporta frescura y sabor. Se utiliza como acompañamiento en platos simples o como ingrediente principal en una propuesta gourmet donde las distintas variedades se combinan y, con el aderezo adecuado, constituyen una excelente entrada para un almuerzo o cena.

El programa de promoción e investigación del Ministerio de Economía 365 Tentaciones brinda varias opciones para preparar deliciosos platos con la lechuga como protagonista. 

Se recomienda comer lechuga a diario ya que aporta vitaminas y minerales que enriquecen la dieta sin aportar muchas calorías. Se encuentra durante todo el año pudiéndose consumir cruda o cocida en cremas y sopas, salteada o hervida. 

La lechuga actúa como calmante sobre el sistema nervioso y tiene propiedades hipoglucemiantes (reduce el azúcar en sangre).

Cultivo en macetas

Siembra: se puede empezar a cultivar lechugas ecológicas por plantines de algún agricultor ecológico de la zona o de algún vivero. Otra opción es desde cero sembrando las semillas de lechuga. Para una siembra exitosa, se recomienda seguir estos pasos: dejar las semillas a remojo en agua 24 horas antes. Sembrar las semillas en los almácigos o semilleros al doble de profundidad del grosor de la semilla. Presionar la tierra ligeramente y regar con cuidado. Mantener la tierra de los semilleros con un grado de humedad suficiente para favorecer la germinación de las semillas.

La temperatura óptima de germinación de las semillas de lechuga está entorno a los 17 ºC. Procurar mantener los semilleros a esta temperatura y tardarán entre una y dos semanas en germinar.

Trasplante: Cuando las plántulas alcanzan aproximadamente los 10 cm de alto (puede haber transcurrido más de 30 días desde que sembramos) ya se pueden trasplantar. Hay que tener en cuenta el espacio que necesitará cada lechuga cuando alcanza su tamaño máximo, justo antes de la cosecha y dejar un marco de plantación de unos 30 cm² como mínimo para cada lechuga.

Maceta: cajones de verdura, mesas de cultivo, containers, maceteros… cualquier recipiente que se use para plantar lechugas debe tener al menos 30 cm de profundidad y de diámetro.

Sustrato: tanto para los almácigos o semilleros como para las macetas o recipientes en en los que se cultiven las lechugas, se pueden poner en la base del recipiente una capa de arena (para favorecer el drenaje del agua) y después mezclar una parte de humus de lombriz con dos de tierra y rellenar el resto del recipiente con esta mezcla. Es preferible tamizar la mezcla para evitar terrones de tierra que puedan dificultar el desarrollo de las raíces.

Clima: depende de la variedad, pero en general se pueden adaptar bien a climas templados y a los fríos.

Riego: Para el caso de los planteles o semilleros se recomienda que se rieguen colocando una bandeja o recipiente similar debajo del container en que se pueda echar el agua para que se vaya absorbiendo según se necesita. Posteriormente, cuando se hayan trasplantado las plántulas de lechuga a su lugar definitivo de cultivo, se puede seguir usando el mismo sistema de riego, es decir, poner una bandeja o plato debajo del tiesto y echar ahí el agua. Así se evitan encharcamientos y la planta va absorbiendo poco a poco. Las lechugas son exigentes con los riegos y necesitan tener siempre cierta humedad en la tierra. No aguantan bien la falta de agua.

Plagas: las plagas más comunes que nos podemos encontrar durante el cultivo de la lechuga son el pulgón , los caracoles y babosas , la mosca blanca  y los trips.

Cosecha: en un periodo de 3 a 4 meses (dependiendo de la variedad de lechuga y de las condiciones de cultivo) ya se pueden cosechar las lechugas ecológicas. Se puede cosechar la lechuga entera, de una pieza o ir cosechando las hojas una a una cuando están maduras y seguirán brotando.

Recetas para consumir lechuga

Buñuelos: batir 2 huevos con una pizca de sal e incorporar 100 ml de leche y 200 g de harina leudante y continuar hasta obtener una consistencia deseada. Una vez lista la masa incorporar 150 g de lechuga cortada en tiritas. Unir, formar bolitas de masa, hornear y servir. 

Tortilla: en un bol, unir dos tazas de lechuga picada con una zanahoria rallada, agregar media cebolla picada previamente rehogada, un caldo de verduras desmenuzado y dos cucharadas de harina 0000. Añadir dos huevos batidos y mezclar todo. Colocar dos cucharadas de aceite en una sartén a fuego medio, cuando esté caliente, verter la preparación, cocinas hasta cuajar y luego agregarle dos huevos batidos y continuar con movimientos envolventes hasta que se cocine.

Muffins: batir media taza de leche con dos huevos y añadir de a poco una taza de harina leudante con una pizca de polvo para hornear. Condimentar y agregar una planta de lechuga picada, poner la masa en pirotines y hornear durante 30 minutos o hasta que al introducir un cuchillo a la preparación, salga seco y limpio.

Fuente: Sitio Andino.

Comentarios

comentarios

Actividades deportivas

Te puede interesar

Diario G24 noticias de Guaymallén, Mendoza y el mundo.

Intervención artística en calle Avellaneda

Lo que suele ser un simple refugio diario para los pasajeros del transporte público, el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.