Portada » Deportes » Golpe a golpe, el relato de un campeón
Diario G24
Diario G24 noticias de Guaymallén, Mendoza y el mundo.
Juan José Farías, gran boxeador guaymallino y ejemplo de lucha.

Golpe a golpe, el relato de un campeón

Por Tomás Nocetti – @tomasnocetti

Juan José Farías es un boxeador que recibió grandes golpes, pero su convicción y entusiasmo para levantarse lo llevaron a consagrarse dentro del boxeo.

Juan José Farías tiene 38 años y tuvo su desarrollo en el barrio Lihué, de Guaymallén. En su carrera como boxeador, ha ganado dos guantes de oro y un campeonato argentino (como amateur). En su etapa como profesional, por otro lado, consiguió un título argentino, otro sudamericano, uno latino, uno continental y uno mundial.

La inserción en el boxeo fue consecuencia de una dura etapa y el boxeador contó sus inicios en el barrio Lihué: “Anduve por malos caminos y me junté con gente mala. Cometí un error y terminé en el penal. Una vez que viví eso, prometí no caer nunca más. Cuesta mucho salir de las cosas feas que tiene la calle. Al poco tiempo, lo conocí a Jonathan Barros (boxeador, en ese entonces amateur) y ahí empezó mi carrera como boxeador”.

El golpe que la vida le dio a Farías fue tal que tuvo que reponerse de inmediato. “A los tres meses salí campeón en los guantes de oro; dos meses más tarde me consagré como campeón argentino en el CENARD (Centro Nacional de Deportivo de Alto Rendimiento Deportivo), en Buenos Aires. En 2004, me fui a vivir a Las Heras para cambiar un poco el aire. Ahí empecé a entrenar con Pablo Chacón y me hice boxeador profesional”.

El sostén de este boxeador son sus hijas Uma, una pequeña de apenas 3 años, Paloma (6), Dana (9) y Natacha (14); su hijo Maicol (11) y su mujer. Con ellos rearmó su vida fuera del ring. “Mi familia ya sabe mi historia. No saben todo específicamente, pero tienen conocimiento. Trato de inculcarles lo bueno de la vida y advertirles de cómo está la calle. El tiempo pasa y cada vez es más peligroso para los chicos. Trato de aconsejarlos. Lo que hago, es todo por mis hijos”.

“En diferentes ocasiones, me pongo a pensar en las épocas feas que pasé y no volvería a eso. El boxeo me dio mucho, mi familia, mis hijos y mi casa. Hoy me conocen todos y he ganado respeto. Donde sea que voy, me dicen: ‘Hola, campeón’. Todo lo que tengo, lo gané gracias a este deporte. Estoy súper agradecido”, contó Farías.

Encima o debajo del ring, las etapas son similares: damos golpes, esquivamos y recibimos. Así como los recibió Juan José Farías, la calle lo fue formando como persona y boxeador. Lo importante entre estas similitudes es no dejarse dar el golpe de knock out, ponerse de pie y seguir luchando.

“En un futuro, me gustaría tener un patio de comidas y un gimnasio de boxeo de un nivel de los que no hay en Mendoza para dar clases ahí. Creo que este 2018 va a ser un año de sueños. Espero que las cosas se cumplan. Dentro del boxeo, me gustaría retirarme consagrándome campeón. Más allá de que creo que soy un campeón de la vida, quiero retirarme con los brazos en alto”.

 

Comentarios

comentarios

Espiga Mágica

Te puede interesar

Diario G24 noticias de Guaymallén, Mendoza y el mundo.

Rusia dice que el mundo será “más peligroso” si EEUU se retira de un tratado nuclear

El anuncio de Estados Unidos de que prevé dejar de cumplir con un acuerdo de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.