Portada » Vida y Salud » Eco » Día Nacional de la Conservación del Suelo: cómo protege Mendoza este recurso
Diario G24
Diario G24 noticias de Guaymallén, Mendoza y el mundo.
Crédito: Cristian Lozano

Día Nacional de la Conservación del Suelo: cómo protege Mendoza este recurso

Numerosas medidas sistemáticas del Estado provincial protegen los suelos, mitigan su deterioro e incentivan buenas prácticas productivas.

El Día de Conservación del Suelo fue establecido en 1963 en homenaje al doctor Hugh H. Bennett, referente mundial del cuidado del suelo. Se trata de un recurso que muchas veces pasa inadvertido en el medio urbano, en el que todo se cubre de cemento y asfalto. En el medio rural o en los espacios naturales, el suelo sufre progresivos procesos de degradación que demandan especial atención por parte de los organismos públicos y de la población en general.

En nuestra provincia, tanto la Dirección de Recursos Naturales Renovables como la Agencia de Ordenamiento Territorial –pertenecientes a la Secretaría de Ambiente–, en los últimos años se han venido implementando acciones preventivas y de mitigación de la erosión, el desmonte, el sobrepastoreo y el inadecuado uso del fuego, entre otros factores que dañan este valioso recurso.

Desde la Dirección de Recursos Naturales Renovables se vienen implementando muy variadas acciones en los últimos tiempos a favor de la conservación del suelo, como los proyectos para Manejo Sustentables de Tierras Secas, el Manejo de Bosques con Ganadería Integrada, trabajos interinstitucionales para protección y conservación de Bosques Nativos y, por último, el Plan Provincial de Manejo del Fuego.

Se adjudicaron $9.000.000 a proyectos para Manejos Sustentables de Tierras Secas, que promueven prácticas sustentables en áreas con graves problemas de degradación de suelos y susceptibles a la desertificación. Buscan brindar beneficios a los pobladores locales aumentando sus capacidades y conocimientos en temas de manejo sustentable.

Uno, de tecnologías alternativas para el acceso al agua y el manejo sustentable del monte en zonas áridas Lavalle. Otro, para monitoreo y uso participativo de la producción de harina de algarrobo en comunidades del secano.

También, un proyecto para cosecha de agua de lluvia para la restauración de humedales de Guanacache. Además, una iniciativa de buenas prácticas de manejo ganadero y restauración de biodiversidad en Reserva Provincial Bosques Telteca. Y otro emprendimiento de adaptaciones de tecnologías para el manejo sustentable de tierras de la región central de monte de Mendoza.

Como otras de las principales causas de deterioro del suelo son el sobrepastoreo y la sobrecarga ganadera, se impulsó un innovador programa de Manejo de Bosques con Ganadería Integrada. Su objetivo es la conservación del bosque nativo y su biodiversidad basándose en tecnologías de bajo impacto ambiental. Esta modalidad reconoce la importancia de la actividad ganadera dentro de la economía regional. Por lo tanto, se trata de una restauración ecológica y además productiva.

Comprendiendo que la conservación de los bosques nativos garantiza la protección de los suelos, se gestionaron recursos humanos y financieros con la colaboración de otros organismos vinculados:

  • Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo: se otorgaron $3.000.000 para la restauración de campos incendiados y $ 638.000 para la restauración de quebradas de montaña.
  • Dirección de Hidráulica: se destinó $1.000.000 a la limpieza de picadas cortafuego estratégicas.
  • Dirección de Vialidad Provincial: se asignaron $3.000.000 para consolidación del camino “las Cuentas”, en la reserva Bosque Telteca.
  • Se entregaron $ 762.544 en concepto de subsidios a productores con campos comprendidos dentro de la Ley para Preservación de los Bosques Nativos.

Otra de las causas de graves deterioros del suelo son los incendios. Por esta razón, la Secretaría de Ambiente dio especial impulso al trabajo del Plan Provincial de Manejo del Fuego. En la última temporada se logró una disminución de focos y del tiempo transcurrido entre la declaración de incendio y la guardia de cenizas. Se hizo descender considerablemente en los últimos tres años la superficie afectada de 250.000 hectáreas –hace dos años–, a 90.000 hectáreas –la temporada pasada– hasta 50.000 ha en la última.

Se puso como eje la prevención a través de campañas de concientización, operativos en zonas críticas y controles de picadas cortafuegos, principalmente en General Alvear y San Rafael. Asimismo, se buscó que la población respete las buenas prácticas, modificando la Ley 6099 de Incendios Forestales, que aumentó las multas a los responsables de provocar incendios. Y, para optimizar la capacidad de respuesta por medios aéreos –ante una eventual evacuación o rescate en el marco de la lucha contra incendios forestales–, se dispuso ampliar a futuro la pista de aterrizaje en Monte Comán.

Fondos para conservación y gestión sostenible

La Agencia de Provincial de Ordenamiento Territorial obtuvo recientemente un subsidio de U$S 1.000.000 para conservación y gestión sostenible de cuatro ecosistemas –financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (Global Environment Facility, GEF)–, que será implementado a través del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Se trata un proyecto que se aplicará cuatro ámbitos fitogeográficos pilotos: Piedemonte del Área Metropolitana de Mendoza (AMM), Piedemonte del Valle de Uco, Cuenca de Llancanelo-Malargüe y el Cinturón Verde-Oasis Norte.

El objetivo es lograr criterios de conservación de la biodiversidad y manejo sostenible del suelo generando instrumentos de gestión normativos, económicos-financieros, técnicos y de gobernanza para la planificación del uso de la tierra. Se busca que todas las actividades desarrolladas a futuro en los ambientes mencionados sean más sostenibles y armónicas con el ambiente.

Sobre la importancia de este recurso

El suelo es una delgada capa conformada a través de miles de años, a partir de la desintegración de rocas superficiales que se erosionan muy lentamente por la acción del agua, del viento y los cambios de temperatura. Conforma un complejo sistema del que dependen todos los seres vivientes del planeta, ya que en él se desarrolla todo el ciclo de vida del mundo biológico.

Bennett explicaba que es tan directa la relación entre la productividad de la tierra y la prosperidad de la gente, que la historia de la humanidad puede ser interpretada en términos del suelo y lo que le ha sucedido a este como resultado del uso de los seres humanos. Por eso, desde el ámbito productivo es esencial implementar las buenas prácticas en el manejo del suelo y, desde el ambiente, combatir o mitigar todos los factores que provocan su degradación.

Fuente: Prensa de Gobierno.

Comentarios

comentarios

Te puede interesar

Avanza la renovación del predio frente al Hospital Italiano

El sector de estacionamiento está listo. Próximamente, comenzará la recuperación del espacio verde para el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.