Portada » Mundo » Bagdad anuncia medidas sociales para intentar acallar las sangrientas protestas
Diario G24
Diario G24 noticias de Guaymallén, Mendoza y el mundo.
Crédito: (Xinhua/Khalil Dawood) (da) (vf)

Bagdad anuncia medidas sociales para intentar acallar las sangrientas protestas

El gobierno iraquí anunció este domingo por la mañana una serie de medidas sociales en respuesta a las demandas de los manifestantes, con la idea de atajar un movimiento de protesta que dejó casi 100 muertos en menos de una semana.

Al término de un consejo extraordinario, el gobierno de Adel Abdel Mahdi anunció un decreto con 17 medidas sociales, que incluyen ayudas para la vivienda y subsidios para los jóvenes desempleados.

Además, se decidió la construcción de 100.000 viviendas, mientras que en septiembre las autoridades de varias regiones del país empezaron a destruir casas situadas en barriadas informales, donde viven tres millones de iraquíes que construyeron, sin autorización, en terrenos del Estado.

Además, el gobierno ordenó la instalación de puestos para los vendedores ambulantes, en un intento de crear empleos, sobre todo para los jóvenes, puesto que uno de cada cuatro de ellos no tiene trabajo en Irak.

El paro juvenil es el primer motivo de las protestas, que empezaron el pasado martes, y una cuestión muy sensible en el país, después de que un joven al que le confiscaron su carrito de vendedor ambulante se inmolara en septiembre en Kut (sur).

Por otro lado, las autoridades, que afirman que hay “saboteadores” y “tiradores no identificados” entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, anunciaron que incluyeron a las personas fallecidas desde el martes en la lista de “mártires”, para que sus familiares puedan pedir indemnizaciones por su pérdida.

Desde el martes, según la Comisión gubernamental de Derechos Humanos, al menos 99 personas fallecieron y unas 4.000 resultaron heridas, en el marco de este movimiento de protesta, que reclama más empleos y que se apliquen medidas contra la corrupción.

Durante las manifestaciones, se incendiaron y saquearon sedes de partidos políticos, en un país que ocupa el 12º puesto en la lista de Transparencia Internacional de Estados más corruptos del mundo.

El sábado, el presidente del Parlamento, Mohamed Al Halbusi, propuso una serie de reformas de justicia social pero la Asamblea no logró reunirse, pues varias formaciones boicotearon la sesión parlamentaria. 

Más muertes

Los enfrentamientos en Bagdad y otras ciudades del centro y sur iraquí ya suman un saldo de 53 muertos, después de que fallecieran unos quince manifestantes en las regiones meridionales del país. La mayoría de las víctimas mortales son personas que participaron en las marchas, pero también hay dos policías y un niño.

Este viernes nueve manifestantes perdieron la vida en la capital, lo que elevó a 53 el número de víctimas fatales por las protestas contra la corrupción y la carestía de la vida.

Las víctimas de hoy cayeron en medio de disparos y explosiones en el barrio Qilani, cercano a la plaza Tahrir.

En un contexto la represión a las protestas populares que se alzaron en Irak por el alto costo de vida, el gobierno ha prometido hoy reformas, mientras la máxima autoridad religiosa chiíta, el ayatolá Ali Sistani, respaldó a los manifestantes.

En la capital, donde hubo un fuerte despliegue policial para evitar nuevas marchas, también hubo muchos heridos por disparos de la policía. En las últimas horas, el primer ministro Adel Abdel Mahdi, oriundo de Nassiriya, una de las ciudades epicentro de las protestas, dijo que “la varita mágica no existe”, aunque admitió la legitimidad de las solicitudes de los manifestantes. Por su lado, el gran ayatolá Ali Sistani, un líder religioso chiíta, se pronunció a favor de las protestas y criticó a las autoridades políticas por la gestión represiva de las manifestaciones. “Actúen con la política antes de que sea demasiado tarde”, les advirtió a través de uno de sus emisarios, durante el sermón colectivo del viernes, en la ciudad santa chiíta de Karbala. Las protestas continúan en todo el centro y sur de Irak, predominantemente habitadas por chiítas. El gobierno, dijo la autoridad chiíta, “debe tomar medidas claras y concretas”, o “las protestas serán cada vez más masivas, intervengan antes de que sea demasiado tarde”.

Poco después de las declaraciones de Sistani, la mayor coalición parlamentaria iraquí, dominada por el líder chiíta Moqtada Sadr, anunció la suspensión de sus actividades parlamentarias hasta que el gobierno presente un plan de reforma que tome en cuenta las demandas de los manifestantes.

El Parlamento se reunirá mañana de una manera extraordinaria para discutir las “medidas urgentes”.

Entre ellas, como afirman fuentes parlamentarias, se discutirá el recorte del 5% de los salarios de los funcionarios de las más altas instituciones del Estado a favor de los “desempleados”, así como las categorías más vulnerables de la sociedad. También se prometerán “25 mil empleos para aquellos con un título universitario”.

Mientras tanto y como precaución, tres países del Golfo – Qatar, Kuwait y Bahrein – han instado a sus ciudadanos a que no viajen a Irak. Ese país es un destino tradicional de para los turistas del Golfo.

Fuente: AFP y ANSA

Comentarios

comentarios

Te puede interesar

Diario G24 noticias de Guaymallén, Mendoza y el mundo.

Hallan 39 cadáveres en el contenedor de un camión que llegó de Bulgaria

Fueron encontrados en Waterglade Industrial Park y la policía detuvo al conductor del vehículo como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.